¿Cómo preparar un mate perfecto desde cero?

¿Qué necesitas para preparar un mate?

Antes de sumergirte en la preparación de un mate, asegúrate de tener los siguientes elementos esenciales:

Yerba Mate

Elige una yerba mate de calidad, que se adapte a tus preferencias de sabor. Puedes encontrar una amplia variedad de marcas y mezclas en los productos.

Calabaza o Mate:

Es el recipiente tradicional en el que se prepara y se bebe el mate. Puedes optar por una calabaza natural o por mates de otros materiales como madera o metal.

Bombilla:

Es un utensilio de metal con perforaciones en uno de los extremos, que se utiliza para filtrar la yerba mate mientras se bebe. Hay diferentes tipos de bombillas disponibles, como las de acero inoxidable, alpaca o aluminio.

Paso a paso: Cómo preparar un mate perfecto

Ahora que tienes todos los elementos necesarios, sigue estos pasos para preparar un mate delicioso.

Ilustración de cómo preparar mate, paso a paso
Ilustración de cómo preparar mate, paso a paso

1. Asegúrate de que el mate esté limpio

Si es la primera vez que utilizas tu mate, es importante lavarlo para eliminar cualquier residuo que pueda haber quedado durante su fabricación.
En el caso de los mates de vidrio, guampa, cerámica, plástico, acero y silicona, simplemente enjuágalo con agua tibia y sécalo bien.
En el caso de los mates de madera y los de calabaza se realiza un curado previo.

2. Coloca la yerba

Llena el mate hasta aproximadamente 2/3 de su capacidad con yerba mate.

3. Haz la famosa “montañita”

Inclina el mate de forma que la yerba quede hacia un lado, formando una especie de “colina” o “montañita”. Esto ayudará a que tengas siempre yerba “nueva” (seca) y a que el agua se distribuya de manera uniforme durante el cebado.

4. Humedece la yerba mate

Antes de verter agua caliente en el mate, humedece ligeramente la parte superior de la yerba mate con agua tibia. Esto ayudará a preservar los sabores y evitará que la yerba se queme.

5. Inserta la bombilla y vierte el agua

Coloca la bombilla en el espacio vacío. Llegó la hora de verter el agua… Viértela lentamente evitando mojar la totalidad de la yerba, limitándote sólo al hueco que formaste.

*La temperatura ideal del agua está entre 70°C y 80°C. Evita utilizar agua hirviendo, ya que quemar la yerba puede afectar el sabor del mate.

6. Disfruta del mate

Coloca tus labios alrededor de la boquilla de la bombilla y sorbe suavemente para extraer el líquido. A medida que bebas, el agua caliente irá penetrando la yerba mate y liberando su sabor característico.

7. Mantén el mate

No esperes más de unos segundos entre cebar (servir el agua) una y otra vez, para asegurar la durabilidad de la yerba.
Si deseas compartir el mate con otras personas, puedes pasar el mate en círculo, asegurándote de no mover la bombilla.

Inicio